Quién soy yo

fotógrafo de bodas en Toledo

Lo primero, gracias por estar aquí conmigo.

Me llamo Rubén y soy fotógrafo de bodas en Toledo. Mi andadura por el mundo de la fotografía y el vídeo no es algo nuevo. Me dedico a la fotografía, de una manera u otra, desde 2005, año en que terminé mis estudios de imagen. Desde entonces, varios cursos de edición de fotografía y vídeo, infografía, manejo de Photoshop y el último, el master en fotografía de bodas de la escuela EFTI de Madrid.

Las bodas es algo más reciente, hará unos 10 años hice mis primeros trabajos como fotógrafo de bodas y, la verdad, no me gustó demasiado. El tiempo, la experiencia y el cambio de los gustos en las parejas ha hecho que pase de juzgar la fotografía de bodas a formar parte y adorarlas.

Igualmente soy videógrafo de bodas en Toledo. El tema del vídeo llegó prácticamente de la mano de la fotografía. Varios cursos de edición de vídeo me dieron la soltura de poder manejarme en postproducción de vídeo y de ahí ir aplicando algunas técnicas y recursos al vídeo de bodas.

No obstante, aunque soy fotógrafo de bodas en Toledo, una de mis mayores pasiones es viajar y, por tanto, me desplazo por toda España para ejercer mi pasión, la fotografía y el vídeo. Del mismo modo, ser videógrafo de bodas en Toledo no me limita a mi región a la hora de ejercer mi profesión.

Mi fotografía está dirigida a capturar momentos. La naturalidad, cercanía y frescura; todo aderezado con chorro de buena luz, son los pilares desde los que sustento mi trabajo y por los que intento diferenciarme del resto.

Tras esta breve introducción como fotógrafo de bodas y videógrafo de bodas, os invito a pasear y sumergiros en mi web como si estuviérais en casa. Yo siempre estaré encantado de conocer nuevas historias que nos permitan captar nuevos momentos.

Gracias

Una buena toma es la clave para una buena fotografía.

Otra de las partes realmente importantes de la fotografía de hoy día es la edición. Una vez que tenemos las fotografías nos disponemos a seleccionar y dar nuestro toque mágico que nos permite obtener nuestro toque personal, el toque que nos diferencia del resto. En mi caso esta edición es superficial, algo casi anecdótico. Una de las premisas de mi fotografía es mostrar la escena tal y como fue, con naturalidad. Es por esto que en la toma es esencial obtener una fotografía lo más similar a la idea final. De esta manera, mi forma de editar se ciñe a arreglar algunos posibles puntos de luz, encuadre o contraste manteniendo la naturalidad y la esencia lo más parecida a la original.

Aquí podéis ver tres ejemplos de mi edición: En la parte izquierda la fotografía original y si desplazamos la barra, en la parte derecha, la misma fotografía editada.

Puedes mover la barra para ver el antes (izquierda) y después (derecha)