Hoy me he levantado pensando que necesito dar una vuelta a mi Instagram. La verdad es que no soy muy dado a las redes sociales, las descuido y me aburren un poco pero entiendo que para tener una imagen cuidada y acorde con el trabajo de uno mismo debo ser más constante, subir más material y cuidar mucho la imagen.

Esto último es lo que más me preocupa de mi trabajo. Al final, nuestro trabajo consiste en vender imagen y, como tal, debemos cuidarla en consecuencia. Llevo un tiempo intentando conectarme más y ver el trabajo de otras personas, ¡que los hay increíbles! Ver trabajos de otras personas me motiva mucho a la hora de superarme e, incluso, de coger ideas. Ya decía Picasso: «los grandes artistas copian, los genios roban» y aunque no se trata de ir robando ideas a otras personas sí trata de coger inspiración en cualquier parte.

Recuerdo con mucho cariño las clases de todos mis profesores en EFTI pero recuerdo con especial añoranza e inspiración las de Ed Peers. Éste, decía algo parecido. Él no seguía el trabajo de muchos fotógrafos aunque siempre los hay que inspiran. A cambio, trataba de buscar inspiración en otros ámbitos del arte: arquitectura, cine, moda… Me caló bastante porque yo me siento en cierto modo identificado en esa forma de expandirse y crecer. Intento siempre buscar las cosas que me sirven de inspiración en cualquier momento y lugar, no sólo en ámbitos artísticos sino en cualquiera. Por ejemplo, ser padre ha despertado en mí muchas curiosidades que me han servido de ayuda para encontrar arte donde otros no lo ven. Incluso, un niño tan pequeño como mi hijo, es capaz (sin él saberlo) de darte lecciones de vida cada día. Enseñándote que en la simpleza está la perfección. 

Así que agradecido a mi hijo, a Picasso, a Ed Peers y a todos y todas las personas que me ayudáis a ir creciendo poco a poco en mi carrera profesional.

Dejo link a mi Instagram, el cuál espero ir mejorando con el paso de los meses.

¡Saludos!